RMS1000 el sensor de radar ideal para condiciones adversas en exteriores

Fecha de publicación
Cateogría del artículo SICK
Visualizaciones del artículo Leído  1419  veces
Tags del artículo

RMS1000 de SICK está catalogado con el etiquetado de envolvente IP67 e IP69, lo que indica que permanece sellado permanentemente, incluso durante la limpieza a alta presión

RMS1000 el sensor de radar ideal para condiciones adversas en exteriores

SICK ha presentado su nueva línea de sensores de radar, RMS1000 siendo un solución ideal y de larga duración para aplicaciones como la protección ante colisiones en grúas, cargadores de aviones, plataformas de trabajo móviles, así como para la detección de personas y objetos en espacios abiertos, pasillos, rampas o esclusas.

Pensado para uso en exteriores, este sensor es capaz de detectar todo lo que le rodea, incluso en contextos de poca visibilidad, ya sean oscuros, excesivamente iluminados, de lluvia intensa, nevados, con niebla densa o incluso polvorientos.

RMS1000 está catalogado con el etiquetado de envolvente IP67 e IP69, lo que indica que permanece sellado permanentemente, incluso durante la limpieza a alta presión. Su robusta carcasa de aluminio protege contra daños mecánicos y sus conectores de níquel y la tecnología de conexión M12 garantizan un cableado a prueba de corrosión y resistente a las vibraciones. Los impactos o choques tampoco resultan un problema para la tecnología del sensor al no tener partes móviles internas.

El sensor de SICK utiliza tecnología de radar de onda continua modulada en frecuencia (FMCW, por sus siglas en inglés) de última generación en la banda de frecuencia de 61 GHz y ha sido diseñado para aquellas tareas industriales de gran dificultad que requieren un alto grado de adaptabilidad de los sensores.

Por ello, la aplicación principal de RMS1000 es la detección en tiempo real, ya que permite monitorizar simultáneamente hasta cuatro zonas libremente ajustables, la distancia radial y la velocidad de los objetos en distancias que van de los 0,4m a los 100m. También destaca por su fácil integración en los sistemas de control, puesto que su software es compatible con las interfaces estándares de la industria y el sector automovilístico, como la E/S, la Ethernet TCP / IP y la CAN J1939.

Resistente a cambios extremos de temperatura

RMS1000 está pensado para trabajar en todo tipo de condiciones climatológicas adversas, incluidos los cambios de temperatura. Los sensores de radar mantienen su rendimiento en un abanico de temperatura que va de los -40 ºC a los +65 ºC. Además, en un contexto de cambios rápidos de temperatura, su diafragma de compensación de presión mantiene estable la temperatura en el sensor. Esto permite que continúe operando con una gran fiabilidad de detección en todo momento.

Parametrización a través de la web

El sensor de radar de SICK permite parametrizar sus datos a través del aplicativo en navegador web y de forma muy intuitiva. En este, se puede configurar el ángulo de apertura horizontal en un valor máximo de ±60°, dependiendo de si se va a monitorear una zona ancha o estrecha. Los valores detectados se pueden recolectar como datos en bruto, lo que permite integrarlos posteriormente en una amplia variedad de sistemas de detección y protección contra colisiones.

Pensado para todo tipo de aplicaciones terrestres y marítimas

Su diseño robusto, versátil y fiable hacen de RMS1000 un todoterreno. El radar puede ser utilizado como sistema de asistencia al conductor para avisos de colisión en grúas, en automatización móvil o incluso como asistente de remolque para camiones en rampas de carga. Asimismo, también puede abrir puertas automáticamente si detecta personas y vehículos frente ellas, así como localizar barcos en esclusas o medir los niveles de agua sin necesidad de contacto.

/noticias/marcas/16-sick




Descargas